Saltar al contenido
Blog > Cerámica > Azulejos para cocinas blancas: ideas para decorar

Azulejos para cocinas blancas: ideas para decorar

13 julio, 2021

Los azulejos de cocina son más que un mero elemento decorativo. Por supuesto, este material constructivo cumple esa función estética que hace que una pared simplemente alicatada deje de ser tan monótona y aburrida. Si buscas azulejos para cocinas blancas que además de dar un toque diferente a esta parte vital de la vivienda protejan a la pared de salpicaduras, sigue leyendo esta guía en la que te explicamos todo lo que tienes que saber de los azulejos para cocina con ideas para decorar acordes a tu estilo, necesidades, y sí, también presupuestos.

Antes de empezar con las ideas de decoración que nos aportan los azulejos para cocinas blancas, es importante comprender de qué material estamos hablando y sus posibilidades actuales. Esto nos dará más ideas sobre cómo podemos utilizarlos.

Los azulejos porcelánicos, o baldosas cerámicas, son piezas planas o de sutiles relieves, de escaso espesor, y de múltiples tamaños que se fabrican mayoritariamente con arcillas, sílice, fundentes y colorantes, así como otras materias primas que aportan mayor o menos dureza. Asimismo, cuentan con un recubrimiento vítreo que denominamos esmalte cerámico y que cumple una doble función: dar un acabado particular en textura y tono a la pieza, y proporcionar impermeabilidad a la estructura base de la baldosa. Esta cualidad, en el caso de la cocina es de gran importancia. No en vano, la cocina, al igual que los baños, acumulan mucha humedad que se transmite y condensa en los azulejos.

Aclarado esto, pasemos a ver qué tipos de azulejos para cocinas blancas podemos elegir en la próxima reforma.

Tipos de azulejos para cocinas blancas

¿Grandes o mejor de menor tamaño? ¿Con el canto redondeado? ¿Acabado brillante o mate? Dado que el mercado ofrece una gran variedad de azulejos para cocinas blancas, es normal sentirse abrumado. ¿Cuál es la mejor opción? Equivocarse aquí puede resultar muy caro a la larga. Por ello nos hemos propuesto explicaros todos los tipos de azulejos que puedes elegir y cuáles son sus características más destacadas a fin de que puedes comprar los azulejos para tu cocina con la confianza de acertar.

Porcelánico y cerámica de gran formato

Las tendencias de decoración actuales abogan por alicatar las paredes de las cocinas con azulejos de mayor tamaño. La explicación es más simple de lo que puedes imaginar: reducir el número de juntas visible ayuda a crear una sensación de uniformidad en la pared. Esto tiene como consecuencia que la cocina parece más grande. Otro de los motivos por los que se suele optar por azulejos grandes para cocinas blancas es que el resultado final es más elegante y limpio. Aunque, eso sí, se recomiendan para cocinas amplias. Los grandes azulejos casan muy bien con cocinas modernas y contemporáneas, y menos en estilos rústicos. Desde el punto de vista más práctico, colocar azulejos de mayor tamaño aminora el tiempo de instalación (evidentemente, se requieren menos láminas), y resultan más higiénicos (presentan menos juntas en las que acumular grasas), además de fáciles de limpiar.

Azulejos pequeños

¿Qué ocurre con los azulejos de menor tamaño? ¿Están pasados de moda? ¡Ni mucho menos! A diferencia de los azulejos XL, los pequeños dan más juego a nivel decorativo. En el caso de que la pared de la cocina presente irregularidades o desniveles pronunciados, las baldosas cerámicas pequeñas nos permiten una instalación más segura que minimice los problemas durante la colocación y con el paso del tiempo.

Los azulejos pequeños para cocinas blancas tienen a su favor su menor coste (una ventaja para muchos mayúscula), una mayor variedad de diseños y juegos decorativos, y una versatilidad de formatos que lo hacen atractivo para la mayoría de los estilos. Al jugar con formato más pequeño, también nos facilita la combinación de formatos, colores y decoraciones inspirándonos en las raíces de la cerámica y volviendo a los orígenes de la decoración cerámica de antaño en las cocinas.

Colocación de azulejos

Al instalar azulejos para cocinas blancas también hemos de tener en cuenta que existen diversas fórmulas para colocarlos más allá de la junta corrida horizontal. ¿Cómo colocar los azulejos? Te explicamos cada una de las alternativas por las que puedes optar.

Colocación de azulejos de junta corrida horizontal

La vía más común: disponer las baldosas una detrás de otra alineadas horizontalmente, de modo que transmiten orden, amplitud y armonía.

Colocación rompejuntas

Es una variación de la junta corrida en la que se rompe la linealidad: las juntas no coinciden. Puedes jugar con la simetría (que queden exactamente en el medio, como las paredes de ladrillo o tipo metro) o la asimetría (azulejos rompejuntas desplazada).

Colocación de azulejos en línea cruzada

Si te llama más romper la linealidad, una opción muy interesante es la colocación en línea cruzada de los azulejos, especialmente en el caso de los de gran tamaño. Se instalan dos baldosas horizontales y dos verticales. Seguro que te suena de haber visto esta disposición en los suelos de las casas de los abuelos, ya que era una forma muy común en los años sesenta y en las décadas anteriores.

Azulejos en modo espiga

Cuando el azulejo elegido para la cocina blanca es rectangular, permite una colocación en zig-zag que aporta dinamismo y personalidad a la pared. Su efecto es hipnótico, aunque sí, es uno de los más costosos en cuanto a tiempo.

Ornamentación/texturas en azulejos para cocinas blancas

Otra de las fórmulas para romper con el clasicismo en los azulejos para cocinas blancas radica en utilizar texturas y ornamentaciones que rompan la monotonía. En los últimos años, se ha instalado la tendencia de utilizar azulejos con formas geométricas diferente al cuadrado o al rectángulo. Muy utilizadas son, por ejemplo, las formas hexagonales, tanto para paredes completas como para crear cenefas. Además, esta modalidad de azulejos para cocinas se venden en diferentes texturas que animan a jugar con las ornamentaciones y diseños para recrear decoraciones más personales.

Combinaciones para que resalte

Aunque hemos avanzado algunas ideas para romper con lo impoluto de una cocina de azulejos completamente blanca, hay otras fórmulas decorativas que ayudan a resaltar más la pared y hacerla una parte importante de la estancia.

Combinación con madera

La madera es uno de los materiales con más personalidad para la decoración. También en las cocinas. Sus vetas hacen que no haya dos piezas idénticas, sus matices ayudan a generar contrastes con mayor naturalidad. Ni que decir tiene que se trata de un elemento elegante por naturaleza. Ya sea con los muebles de la cocina o con el suelo de madera, los azulejos para cocinas blancas crean una combinación perfecta de calidez, diseño y practicidad. 

Encimeras de mármol

Si optas por una encimera de mármol, el azulejo tanto con acabado brillo como mate, o jugar con diseños y colocaciones diferentes crea un espacio con mucha personalidad y un plus de sofisticación.

Monocromáticos

Para cocinas de pequeño tamaño, apostar por azulejos monocromáticos favorece una sensación de mayor amplitud, del mismo modo que en el caso de cocinas donde se mezclen colores más intensos en el mobiliario, la uniformidad de los azulejos aporta serenidad.

Consejos

Una vez hemos visto los tipos de azulejos para cocinas blancas que puedes colocar, y algunas combinaciones que son tendencia en decoración, solo nos queda daros unos últimos consejos para acertar de pleno con la instalación de las baldosas cerámicas en la cocina, y sí, tienen que ver sobre todo con su carácter decorativo.

No abusar de la mezcla de tonos, tipos o texturas de blancos

Si bien hemos hablado de que se puede jugar con las combinaciones de tonos, tipos o tamaños y texturas de azulejos blancos, tampoco se debe abusar de ello ya que podemos generar el efecto contrario al deseado: demasiado rompedor, excesivamente llamativo o sin personalidad. Los tres errores que lastrarán el estilo de tu cocina y que pueden pesarte a la larga. En lo comedido reside la elegancia.

No lo pongas todo blanco

¿Una cocina completamente blanca? Demasiado perfecto y durará poco tiempo impoluto en la cocina. Ya sea con los azulejos, con los muebles, el suelo, los electrodomésticos o los detalles decorativos, da color y texturas a la cocina y parecerá completamente diferente. Si tienes muebles de madera, puedes colocar una cenefa en madera en la pared de la cocina alicatada con azulejo para generar una sensación de coherencia de estilo.

En resumen

Las cocinas son las estancias de una vivienda con más uso, y la cerámica se incluye en todas sus variables: formatos grandes o pequeños, lisos, decorados, con texturas y relieves, blancos o con colores suaves; y con diferentes estilos: vintage, hidráulicos, mediterráneos, naturales, etc. El blanco siempre da sensación de pureza y es perdurable en el tiempo. Si eres fan de lo blanco, recuerda que existen texturas y combinaciones muy interesantes y sutiles con los que romper de estilo. Recomendamos utilizar una colocación de adhesivos de calidad y una junta sellante con un porcentaje alto en resinas que evita la perdida de color y la absorción de manchas. Todos los estilos y todas las propuestas, en una combinación armoniosa con los muebles de cocina, electrodomésticos y demás elementos de la cocina van a funcionar consiguiendo un equilibrio perfecto.