Saltar al contenido

Consejos decorativos: Una nueva forma de combinar la cerámica

Ya hace unos cuantos años que la cerámica ha dejado de ser utilizada como elemento constructivo o funcional para convertirse en un elemento decorativo dentro de nuestros hogares gracias a los  diseños que nos permite hoy en día la indústria cerámica; acercando realismo a los materiales que la cerámica quiere representar.

Púes bien, dado que ya han pasado ciertos años de este cambio, nuestro mercado ha sufrido una transformación ampliando las posibilidades decorativas debido a la maduración del mercado y, hasta este momento en los espacios de nuestro hogar combinábamos colores dentro de una misma colección con una cierta armonía cromática.

¿Cómo podemos definir la armonía cromática?

La decoración nos ha enseñado como crear espacios combinando distintos productos consiguiendo una temática de espacio, siendo la cerámica el elemento más difícil de sustituir y por eso los usuarios optaban por gráficas y colores que no condicionarán demasiado al resto de elementos decorativos de nuestro hogar.

Después de más de 35 años en el sector de la cerámica hemos observado un patrón que es común en todos los usuarios. Los consumidores tienen tendencia en crear ambientes fríos o bien cálidos, pero tienen definido según sus prioridades que camino quieren optar descartando el otro, además hoy, nos encontramos con usuarios más valientes, donde tienen una definición más clara de la temática que quieren en sus hogares y eso ha despertado en ellos una apuesta por colores y gráficas con mucha más personalidad.

¿Que opción nos presenta Queràmic?

Desde Queràmic queremos presentar una nueva forma decorativa de la cerámica con la finalidad de conseguir nuevos ambientes con más personalidad y nuevas posibilidades decorativas.

La opción que presentamos es la siguiente: Siempre respetando la armonía cromática, es decir, con una combinación de colores combinables entre ellos, mezclar diversidad gráfica o distintas colecciones. Así con este nuevo concepto, si queremos un espacio frío que queramos representar la modernidad podemos presentar en un mismo ambiente cerámica imitación cemento, hidráulico, madera o piedra siempre dentro del mismo ambiente y con colores acordes entre ellos.

 

En estas dos imágenes podemos apreciar dos ambientes fríos pero no minimalístas, ambientes donde se mezclan los mármoles con otros productos como el metal o el hridráulico, creando ambientes fríos pero con mucha personalidad. Una nueva opción de decoración mucho más madura ampliando los horizontes en la decoración hasta un sinfín de posibilidades.