Saltar al contenido

¿Qué es más aconsejable, pintar o colocar azulejos en una cocina y en un baño?

En los últimos tiempos ha surgido un dilema sobre si es mejor pintar o alicatar estancias como la cocina y el baño y en Queràmic, queremos analizar los pros y contras de este dilema para que vuestra elección sea la mejor según sean vuestras necesidades como clientes.

Este dilema ha surgido a raíz de que en estos momentos no pasamos tanto tiempo en la cocina preparando guisos o comidas, por lo que, la funcionalidad que los azulejos nos aportan han pasado a un segundo plano por lo que ahora damos más valor como consumidores al valor estético y es aquí donde la pintura ha cogido un papel importante.

La Pintura al contrario que los azulejos es más fácil de renovar. 

Es la principal ventaja de pintar estancias como el baño o la cocina, ya que si nuestra priorirad va a ser la remodelación cada cierto tiempo, la pintura no genera escombros ni hacer ningún tipo de obra y, además, resulta mucho más económico que el cambio de azulejos.

También podemos destacar que cumplirá una función estética renovable ya que la pintura se adapta al concepto estético del momento de igual forma que los azulejos pero al ser más practico de renovar, como consumidores nos será más fácil adaptarnos a los marcos estéticos del momento en cuestión.

Cada vez más nos encontramos con viviendas más diáfanas donde se unen todos los espacios de la vivienda, con este cambio de concepto, la cocina se ha transformado en un espacio de actividad, de reunión que se ha integrado al resto de la vivienda, incluso sin paredes para conectarlas al resto de la casa. Este caso no afecta a los baños directamente, pero es un claro ejemplo del uso de la pintura en nuestras cocinas.

Los azulejos nos aportan higiene y practicidad de uso diario

Los azulejos nos aportan a nivel funcional una propiedad que ningún otro producto puede mejorar, son completamente impermeables por lo que la resistencia a las manchas es la más elevada que puede ofercernos un producto de revestimiento, además son antibacterianos ya que las bacterias y ácaros no pueden sobrevivir sobre su superficie.

La limpieza y el mantenimiento nos será realmente fácil si optamos por colocar azulejos en nuestro baño o cocina pero hay que tener en cuenta que no vamos a perder ningún concepto estético ya que la cerámica nos aporta más opciones decorativas que la pintura. 

En Queràmic apostamos claramente por la colocación de cerámica en las zonas humedas de nuestro hogar como los baños, sabemos que con el paso del tiempo y los vapores generados en el baño se crean humedades, que evitaremos si colocamos un alicatado de cerámica. 

En los últimos años la tecnología ha llegado a la cerámica con la impresión digital, de esta forma el realismo de las superficies cerámicas recreando productos que encontramos en la naturaleza es tal, que se confunde con la realidad. Si además sumamos la creación de relieves simulando las superficies de los productos naturales, el resultado es inmejorable y por eso en queràmic apostamos por la colocación de la cerámica como el producto más versátil y apropiado para baños y cocinas. 

Más vale elegir una vez bién y dejar pasar los años que tener que estar cambiando nuestras estancias más que por diseño, probablemente por necesidad.