Saltar al contenido

Cerpa Cerámica, es una las fábricas por las que Queràmic apuesta desde el primer día

Cerpa Cerámica, es una de las marcas por las que Queràmic ha apostado desde el primer día. La empresa de Onda, ha apostado por la producción de porcelánico que se rectifica en línea consiguiendo un preció mucho más competitivo que otros fabricantes del sector con una calidad superior.

Es el ejemplo del sector cerámico en que la simplificación de procesos y la especialización pueden ser una de las claves del éxito productivo muy por encima de bajar los costes por capacidad productiva.

 

Cerpa tiene una línea de 60×60 rectificado, dentro de la cual  predominan los porcelanicos imitación a mármol, una línea mucho más destinada a países de exportación.

Sin Embargo ha hecho una apuesta fuerte por el 45×90 el 33×90 y el 60×120 en pasta porcelanica mucho más acorde a los productos del mercado nacional.

 

Una de las series que más ha gustado en los últimos años y aún hoy sigue rompiendo esquemas es la serie Enzo de 45×90 rectificado, una imitación a cemento encofrado con una textura muy acertada que nos recrea a la perfección la espereza del hormigón  natural cuando lo desencoframos de la madera.

Esté año queràmic apostará por la integración de su línea de porcelánicos de 33×90 como opción de revestimiento, ya que es precisamente su formato quien el mercado limita su adecuación al uso, pero no sus propiedades físicas. Al simplificar procesos y utilizar siempre la misma pasta de soporte, conseguimos un revestimiento con características físicas de un porcelánico a un precio más competitivo que el resto de fabricas en pasta blanca. ¿Qué ventajas obtenemos?

 

Al ser un producto con base menos porosa, evitamos sombras en zonas húmedas cuando la colocación y el sellado entre las baldosas no se han hecho de forma correcta.

 

Es una de las reclamaciones más recurrentes en los últimos años, el revestimiento, en formatos grandes, en pasta blanca y sin necesidad de soportar cargas, para controlar su curvatura tiene un proceso de cocción más rápido que el del porcelanico, y cuando no se hace un sellado optimo y con un buen sellante hidrófugo, aparecen sombras de los toques de cementocola que los colocadores por desgracia siguen aplicando en la de colocación de las baldosas.

 

Al final, podemos hacer dos cosas como gremio, certificar un carné de instalador para que los aplicadores nivelen los soportes y apliquen la llana dentada y rejunten en las zonas húmedas con un sellante hidrófugo y seguir viviendo en esta utopía o ofrecer un producto que aún y no tener una colocación optima su resultado sea óptimo. Cerpa, opta por la segunda opción, simplificando el proceso de la unificación de pastas, conseguimos dar mejor calidad a mejor precio.

 

La serie Athenas combinada con los relieves de la Thermal ha sido un éxito de ventas en Queràmic y algunos promotores la han cogido como serie de referencia para sus obras de calidad.

Esta serie recrea una piedra muy suave con una integración en el mismo tono de relieve que da a los espacios tranquilidad, armonía y elegancia. Este tipo de espacios, se habían conseguido en el sector cerámico con productos con un coste desmesurado de cara a la integración de la nueva vivienda.

Por último, creemos que Cerpa va a ser en los próximos años un fabricante de referencia en la elaboración de pavimentos. Los dos nuevos formatos de 75×75 y 60×120 rectificados han salido con series que no tienen nada que envidiar en desarrollo de trabajo elaborativo a los mejores fabricantes italianos. Hemos visto un adelanto de visión de mercado dentro de los propios desarrollos y creemos que tiene que ver con el cambio generacional de la propia fábrica.

 

Así después de más de 20 años de colaboración profesional y de forjar una relación proveedor cliente, nos alegramos de que Cerpa haya elegido el camino de la consolidación del sector cerámico español a través de la dignificación del producto y no de la degradación del propio.