Saltar al contenido

Tendencias cerámicas: nuestra visión

Muchas veces, los análisis que podemos encontrar en prensa especializada, tanto escrita como virtual, así cómo las opiniones de profesionales del sector (sea el que sea), pueden verse afectados por intereses y compromisos publicitarios o comerciales de las editoriales, las publicaciones o los expertos que las expresan, publican y/o redactan. El sector de la reforma no es diferente, y en este artículo veremos dos puntos de vista sobre el mismo tema, uno sobre una publicación especializada, que no sabemos si estará influenciada o no por intereses diversos, y otro el nuestro propio, que no tenemos condicionamientos a nivel de promoción de tendencias pues comercializamos productos de todas las familias.

Usaremos un excelente artículo de la igualmente excelente publicación «El Periódico del Azulejo» como punto de partida, y una vez analizado su desarrollo daremos nuestra propia opinión sobre el tema: las tendencias cerámicas a fecha de hoy. Empezamos pues con el artículo del Periódico del Azulejo:

El paso del tiempo es una realidad irremediable que genera dos retos permanentes en el interiorismo: la durabilidad de los materiales y la actualidad del diseño. En esta línea, tal y como constatan desde Ascer, existe una clara tendencia hacia piezas neutras, donde la atemporalidad es la clave del diseño. La prueba de ello es el actual auge de los azulejos cuadrados y esmaltados en colores planos que llenan espacios comerciales y residenciales por igual. La cerámica que se verá este 2017 viene marcada por los acabados metálicos, el aspecto de terrazo, las superficies con volumen, los azulejos de corte clásico, la combinación de tamaños y la estética posmoderna.

LOOK METÁLICO
Oro envejecido y rosa, latón y cobre, son los acabados que despuntan en las últimas ferias dedicadas al diseño.
Empresas y diseñadores desde hace algunos años se están fijando en el pasado para reclamar aquellos materiales que han dado un buen resultado, donde el metal es un imprescindible.
Entre las preferencias actuales está la reivindicación de los iconos del diseño y la recuperación de materiales nobles que ofrezcan nuevas posibilidades productivas.
Una tendencia que inicialmente ha penetrado desde el sector del mueble y los complementos del baño y que poco a poco está cogiendo fuerza en los revestimientos.

IMITACIÓN TERRAZO
Unos de los materiales tradicionales que está cogiendo una gran presencia en muchos proyectos de interiorismo son los aglomerados derivados de las piedras, que la cerámica reproduce a la perfección. Se trata de materiales compuestos por un aglomerante, que sirve como elemento de unión entre fragmentos, tradicionalmente cemento al natural o coloreado, y fragmentos de piedras provenientes de bloques no aprovechables de piedra natural.
Sin duda el acabado que emula al terrazo es el que más relevancia está teniendo ya que los interioristas y arquitectos lo valoran como un material con un carácter natural que replica ese efecto sal y pimienta o straciatella que está volviendo a entrar en juego.
En los palacios venecianos del siglo XV se encuentra un material el qual revive la estética de los años 60 y 70 en España, de esta manera el futuro cerámico regresa así al aspecto del terrazo.

SUPERFICIES TÁCTILES
A través de esta tendencia se descubre el placer de las superficies donde la cerámica genera cuerpo y volumen junto a efectos tridimensionales gracias a los avances tecnológicos implantados en el sector. Ahora la atención se centra en la percepción del usuario. La tactilidad toma presencia tanto de manera visual como físicamente en la búsqueda de recubrimientos con un carácter marcado que evidencia el avance hacia una cerámica con mayor importancia decorativa.
Esta tendencia permite recrear con mayor precisión los relieves gracias a la impresión de tintas y esmaltes, textiles con relieves, planchas metálicas y sencillamente decoraciones volumétricas del material cerámico son algunas de las reproducciones que vienen este año.
El objetivo de esta tipología cerámica es generar contrastes entre superficies pulidas y acabados rugosos, entre esmaltes brillantes y mates, incluso entre formas planas y volumétricas.

VUELTA A LOS ORÍGENES
Toda tendencia tiene su contratendencia. Durante estos últimos años arquitectos e interioristas están aparcando el estilo minimalista y la cerámica neutra para explorar las posibilidades de la cerámica artesana de pequeño formato como una vía para dar personalidad única a los espacios. De este modo se vuelve a categorías de producto donde el color, la cerámica y los modelos artesanos se lucen. Así mismo el barro cocido y los clásicos cerámicos son referencias recuperadas. Una tendencia en la que el formato pequeño es el rey y que no se queda  únicamente en la cerámica, sino que parece haber invadido las superficies en general.
Las gráficas africanas o latinas se toman como punto de partida para crear nuevos diseños con un claro componente decorativo y se retoma la dimensión folclórica de la cerámica recuperando clásicos de este material, pero también buscando referencias en otras culturas y países. Podríamos decir que el futuro regresa a la tradición cerámica, a esas colecciones destinadas a convertirse en las protagonistas de un espacio.

PEQUEÑO, GRANDE
A pesar de que las innovaciones productivas del sector cerámico apuestan por formatos de grandes dimensiones, la vuelta de los pequeños formatos en la decoración del hogar es imparable. A su vez, los grandes formatos están encontrando nuevos escenarios donde la cerámica entra en juego y ocupa un papel distinto al que se le tenía reservado tradicionalmente. Dentro de esta tendencia encontramos dos cuestiones aparentemente contrapuestas, pero que productivamente están convergiendo en un camino común: desde el XXL al XXS.
Los azulejos como elemento fundamental de la decoración , la personalización y la fabricación bajo pedido son ya realidades que surgen en el interiorismo; ahora que lo pequeño vuelve a cobrar protagonismo, los grandes formatos en cambio están alcanzando la excelencia productiva.
Una prueba más de que la versatilidad de la cerámica la convierte en un material donde todo es posible es la recuperación de los formatos de colocación tradicionales como la espiga húngara o el parquet florentino, ya que está teniendo incidencia en los sectores de lujo y que se verá también trasladado al sector cerámico. 

NEW MEMPHIS
La crisis de la modernidad en los años 80 desembocó en una generación de vanguardistas artísticas de diversa índole donde destaca el Grupo de Memphis, formado por diseñadores de Italia, España, Japón y Estados Unidos que reclamaban una nueva forma de entender el diseño.
Las tendencias en interiorismo vuelven la mirada atrás buscando respuestas en los movimientos del pasado y recuperan del New Memphis los diseños llenos de color y una gran espectacularidad formal. De esta forma, se mantiene la importancia de los estampados y de las composiciones gráficas. Se pueden encontrar acabados brillantes y uso de colores vibrantes incluso llegando al flúor. Las formas geométricas tienen una importancia protagonista y en general veremos producto influido por una corriente del diseño gráfico alegre y divertido. Tanto en gres esmaltado como en porcelánico hoy en día hay una gran cantidad de ejemplos en baldosas cerámicas de formato pequeño.

 

Hasta aquí el artículo del Periódico del Azulejo. Coincidimos con ellos en la mayor parte del escrito, pero a continuación daremos un par de pinceladas que consideramos que el artículo no expresa y creemos que son importantes, siendo siempre nuestro máximo interés y foco la satisfacción del consumidor final, y careciendo de condicionantes de fábricas de cerámicas, de esmaltes o de ningún tipo de agente externo más allá de nuestra propia y honesta opinión:

 

PIEDRAS
La principal tendencia que venimos viendo desde hace varios años en Cersaie y Cevisama, y en los catálogos de los fabricantes en general, es un aumento de la agresividad en el aspecto de las imitaciones de material pétreo, independientemente de su acabado, tendiendo al uso de colores más subidos en comparación a aquellos que pocos años atrás se consideraban más comerciales y a los que estábamos acostumbrados. Esto se hace especialmente notorio en recreaciones de materiales como los diferentes mármoles, consiguiendo a través de estas nuevas tendencias en realismos muy elevados gracias a una mayor profundidad de gráficas.
La mejora contínua de las tecnologías de fabricación cerámica nos permite a día de hoy que los detalles y los matices diferenciales sean mucho más patentes en los mármoles extremados tipo ónice que en un crema marfil más tranquilo.
En Cersaie pudimos ver algunas firmas que hicieron apuestas firmes por mármoles modernos y espectaculares como Impronta, Ricchetti y la línea de Roberto Cavalli.

CEMENTOS
Los cementos «spatulatos» con eflorescencias calcáreas son una evolución lógica al camino que se ha seguido desde los primeros aspectos cementosos reproducidos en cerámica. Las series de cementos neutros, similares a esas primeras series como la Portland de Tau están en franca decadencia después de más de una década de recorrido. Los movimientos dentro de esta familia de acabados han ido in crescendo gracias al gran juego que sus aguas ofrecen, y hemos visto por el camino mezclas de cementos con cotto, reproducciones de cemento encofrado de gran realismo donde incluso se apreciaban las vetas de la madera de encofre, y hoy día como explicábamos, empezamos a encontrar series con un nuevo desarrollo basado en el desgaste natural del cemento tanto por aplicación, uso o como por factores ambientales, encontrando los mencionados espatulados, o las eflorescencias de cal integradas en el aspecto general de la serie.
En feria, las series que más nos impactaron quizá fueron la Archiresin de Cerdisa y la Concept de Dom Ceramiche, dos cementos cuya reproducción del desgaste y el envejecimiento las hacía indistinguibles de una superfície cementosa real.

CERÁMICA MANUAL
La artesanía cerámica se ve cada vez más y mejor reproducida en las series de los principales fabricantes. Así, dentro de la polarización de los formatos que está viviendo el sector (poca apuesta por los formatos medios y tendencia al pequeño y gran formato), podemos encontrar series con acabados que priman la imperfección y el «handmade» de manera cada vez más conseguida. Uno de los momentos que nos convenció de que el mercado iba a demandar baldosas que rememoraran los acabados irregulares de la cerámica de antaño fue el lanzamiento, hará un par de años, de la serie Dust de la firma italiana Provenza, cuyos cantos rotos (literalmente) e irregulares en un pavimento de 30×30 marcaban el inicio de un camino que ahora muchos han decidido seguir. Una vez las firmas rompieron, mediante el éxito de esta y otras series similares, algunos de los condicionamientos que tenían más interiorizados como el de la busqueda de la perfección en las piezas elaboradas, el público y el mercado empezaron a reencontrar la belleza de la imperfección y el toque humano, dando pie al renacimiento y auge de la plaqueta manual como vehículo idóneo de remates irregulares, imperfectos y artesanales cada vez más agresivos.

DECORADOS
Uno de los puntos más importantes a destacar en las tendencias cerámicas es uno que suele pasar por alto dada su sutileza pero que sin embargo es cada vez más ubícuo, y se trata de la integración de las piezas de relieve y decorado en los ambientes. Hoy en día, los espacios de las bases y los decorados, salvo algunas cada vez menos numerosas excepciones, son compartidos e integrados dentro de un mismo ambiente, dando lugar a composiciones mucho más harmoniosas, agradables, y con muchísimas más posibilidades decorativas que la opción «blanco o negro» a la que estábamos acostumbrados con los decorados antiguos.
Algunos perfectos ejemplos de esto los encontramos, entre otros muchos sitios, en dos series que actualmente tenemos en nuestra web, como pueden ser la serie Network de Cerdisa, o la serie Azores de Cifre.